EEste año el Jurado del XXX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, decidió premiar a la poeta portuguesa Ana Luísa Amaral (Lisboa, 1956), considerada una de las voces más importantes de las letras ibéricas de las tres últimas décadas. Antes de ella otros dos poetas portugueses obtuvieron el premio: Sophia de Mello (2003) y Nuno Júdice (2013). De esta manera Portugal pasa a ser, junto a Chile, el segundo país con más galardonados después de España.

Vasco Graça Moura, Lauren Mendinueta y Ana Luísa Amaral en 2013

Vasco Graça Moura, Lauren Mendinueta y Ana Luísa Amaral en 2013

La poesía de Ana Luísa Amaral es una de las propuestas más arriesgadas de la lengua portuguesa. En su literatura el lenguaje es llevado a su máxima tensión expresiva. Hay una sensación de extrañeza en su lectura, porque sabemos que lo que allí está escrito no se dice así en el lenguaje corriente, y sin embargo se comprende perfectamente, se disfruta, se admira. Su poesía nos deja la sanción de estar frente a un estallido de luz.
La poesía de Ana Luísa Amaral está emparentada con Emily Dickinson, autora sobre la que escribió su tesis de doctorado, y de la que es traductora. Tiene una perrita a la que ha bautizado con el nombre de la poeta norteamericana, porque según ella dice, es su manera de desmitificar la poesía, de hacerla aparecer en su vida cotidiana.

La suya es la poesía de las cosas pequeñas, dicen, pero también de los grandes temas, agregaría yo. Ana Luísa escribe sobre el papel de las mujeres en la sociedad o la historia, la escritura del poema, la vida cotidiana, el arte o la barbarie de la colonización. Ella misma ha declarado que todo tema puede convertirse en un poema. Es una poesía que convoca al enigma y se queda a vivir en él. Poesía que visita la oscuridad y la convierte en lucidez.
Hasta el día de hoy la poeta a publicado más de 30 libros en varios géneros: poesía, ensayo, teatro y novela. En Portugal ha recibido todos los premios importantes. Con la atribución del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, su obra pasará a ser cada vez más traducida y leída en el ámbito de la lengua castellana. Celebro la atribución de este premio a Ana Luísa Amaral, porque además de una gran poeta es un ser humano extraordinario. En ella ética y estética se combinan de manera admirable.

Estas traducciones que comparto con los lectores y lectoras de Animal Sospechoso, pertenecen al libro Entre otras noches, antología de Ana Luísa Amaral, que preparé y traduje para la editorial colombiana Taller de Edición Rocca en 2013.

 

 

O excesso mais perfeito

Queria um poema de respiração tensa
e sem pudor.
Com a elegância redonda das mulheres barrocas
e o avesso todo do arbusto esguio.
Um poema que Rubens invejasse, ao ver,
lá do fundo de três séculos,
o seu corpo magnífico deitado sobre um divã,
e reclinados os braços nus,
só com pulseiras tão (mas tão) preciosas,
e um anjinho de cima,
no seu pequeno nicho feito nuvem,
a resguardá-lo, doce.
Um tal poema queria.

Muito mais tudo que as gregas dignidades
de equilíbrio.
Um poema feito de excessos e dourados,
e todavia muito belo na sua pujança obscura
e mística.
Ah, como eu queria um poema diferente
da pureza do granito, e da pureza do branco,
e da transparência das coisas transparentes.
Um poema exultando na angústia,
um largo rododendro cor de sangue.
Uma alameda inteira de rododendros por onde o vento,
ao passar, parasse deslumbrado
e em desvelo. E ali ficasse, aprisionado ao cântico
das suas pulseiras tão (mas tão)
preciosas.

Nu, de redondas formas, um tal poema queria.
Uma contra-reforma do silêncio.

Música, música, música a preencher-lhe o corpo
e o cabelo entrançado de flores e de serpentes,
e uma fonte de espanto polifónico
a escorrer-lhe dos dedos.
Reclinado em divã forrado de veludo,
a sua nudez redonda e plena
faria grifos e sereias empalidecer.
E aos pobres templos, de linhas tão contidas e tão puras,
tremer de medo só da fulguração
do seu olhar. Dourado.

Música, música, música e a explosão da cor.
Espreitando lá do fundo de três séculos,
um Murillo calado, ao ver que simples eram os seus anjos
junto dos anjos nus deste poema,
cantando em conjunção com outros
astros louros
salmodias de amor e de perfeito excesso.

Gôngora empalidece, como os grifos,
agora que o contempla.
Esta contra-reforma do silêncio.
A sua mão erguida rumo ao céu, carregada
de nada–

El exceso más perfecto

Quisiera un poema de respiración tensa
y sin pudor.
Con la elegancia redonda de las mujeres barrocas
y el reverso del arbusto fino.
Un poema que Rubens envidiaría al ver
desde el fondo de tres siglos,
de cuerpo magnífico echado sobre un diván,
y reclinados los brazos desnudos,
sólo con pulseras tan (pero tan) preciosas,
y un angelito encima,
en su pequeño nicho hecho nube,
resguardándolo, dulce.
Un poema así quisiera.

Mucho más que todas las dignidades griegas
de equilibrio.
Un poema hecho de excesos y dorados,
y todavía muy bello en su pujanza oscura
y mística.
Ah, cómo quisiera yo un poema diferente
de la pureza del granito y de la pureza del blanco
y de la transparencia de las cosas transparentes.
Un poema exultando en la angustia,
un largo rododendro color de sangre.
Una alameda entera de rododendros por donde el viento,
al pasar, se detuviera deslumbrado
y en desvelo. Y allí se quedara, aprisionado en el cántico
de sus pulseras tan (pero tan)
preciosas.

Desnudo, de redondas formas, tal poema quisiera.
Una contrarreforma del silencio.

Música, música, música llenándole el cuerpo
y el cabello trenzado con flores y serpientes,
y una fuente de espanto polifónico
escurriéndosele por los dedos.
Reclinado en diván forrado en terciopelo,
su desnudez redonda y plena
haría a grifos y sirenas empalidecer.
Y a los pobres templos, de líneas contenidas y tan puras,
temblar de miedo por el fulgor
de su mirada. Dorado.

Música, música, música y la explosión del color.
Espiando desde el fondo de tres siglos
un Murillo callado, al ver cuan simples eran sus ángeles
junto a los ángeles desnudos de este poema,
cantando en conjunción con otros
astros de oro
salmodias de amor y de perfecto exceso.

Góngora empalidece, como los grifos,
ahora que lo contempla.
Esta contrarreforma del silencio.
Su mano, erguida rumbo al cielo, cargada
de nada–

 

Nem tágides, nem musas

Nem tágides nem musas:
só uma força que me vem de dentro,
de ponto de loucura, de poço
que me assusta,
seduzindo

Uma fonte de fios de água
finíssima
(raio de luar a mais
a secaria)

Nem rio nem lira
nem feminino grupo a transbordar:
só o que herdei em força não herdada,
em fonte onde o luar
não está

 

Ni tágides, ni musas

Ni tágides ni musas:
sólo una fuerza que me viene de dentro,
de punto de locura, de pozo
que me asusta,
seduciendo

Una fuente de hilos de agua
finísima
(demasiado rayo lunar
la secaría)

Ni río ni lira
ni femenino grupo desbordado:
sólo lo que heredé en fuerza no heredada,
en fuente donde el claro de luna
no está

 

 

O grande truque

O maior truque:
sem lantejoulas nem vénias nem varinha
de condão, nada nas mãos, nada
nos bolsos,
nada.

Sacerdotisa
de nada,
chegava-me fingir: as minhas mãos
a segurar o ar
em movimentos calmos.

A mágica
sem supremo houdini, todos
os dias sem marcação de espaço,
um público restrito
e crente.

Excelente a fantasia e
a ilusão. E o grande
truque: nada nos bolsos nada
nas mãos nada no
nada

Nada–

 

 

El gran truco

El mayor truco:
sin lentejuelas ni venias ni varita
mágica, nada en las manos, nada
en los bolsillos,
nada.

Sacerdotisa
de nada
bastábame fingir: mis manos
al asegurar el aire
en movimientos suaves.

La magia
sin supremo houdini, todos
los días sin reserva de lugar,
un público íntimo
y creyente.

Excelentes la fantasía
y la ilusión. Y el gran truco:

nada en los bolsillos nada
en las manos nada en la
nada

Nada–

 

 

 

 

Minha senhora a nada

Outras
angústias,
outros tectos ausentes
de telhado,
outros momentos de saber
negado:
nem dona nem senhora
nem poeta

As asas apressadas
de andorinha: nem em ninho
de espanto,
mas o canto medido
da folha em desalinho.
O tempo de cozinha:
um tempo breve

Outras falhas de luz
em queda livre:
outros momentos
a saber a tudo:

imitações
de nada

 

Mi señora la nada

Otras
angustias,
otros techos ausentes
de tejado,
otros momentos de saber
negados:
ni dueña ni señora
ni poeta

Las alas apresuradas
de golondrina: sin un nido
de asombro,
mas con canto medido
de hoja desaliñada.
El tiempo de cocina:
un tiempo breve

Otras grietas de luz
en caída libre:
otros momentos
sabiendo a todo:

Imitaciones
de nada

 

 

 

 

Fingimentos poéticos

finge tão completamente…

Faz-me falta a tristeza
para o verso:
falta feroz de amante,
ausência provocando dor maior.

Tristeza genuína, original,
a rebentar entranhas e navios
sem mar.
Tristeza redundando em mais
tristeza, desaguando em métrica
de côr.

Recorro-me a jornal, mas é
em vão. A livros russos (largos
e sombrios).
Em provocado rio de depressão,
nem zepelim: balão
a ervas rente.

Um arrastão sonhando-se
navio.

Só se for o que diz o que
deveras sente.
A sério: o Zepelim.
Mas coração:
comboio cuja corda
se partiu.

 

Fingimientos poéticos

finge tan completamente…

Me hace falta la tristeza
para el verso:
falta feroz de amante,
ausencia provocando gran dolor.

Tristeza genuina, original,
reventando entrañas y navíos
sin mar.
Tristeza redundando en más
tristeza, desaguando en métrica
sabida.

Para provocar un río de depresión
recurro a las noticias, mas
en vano. A libros rusos (largos
y sombríos),
no soy zepelín: globo
a ras de hierbas.

Una barcaza soñándose
navío.

Sólo si fuera lo que dice,
lo que de veras siente.
En serio: el Zepelín.
Pero corazón:
tren cuya cuerda
se partió.

 

 

 


Ana Luísa Amaral es una de las poetas contemporáneas más importantes de la lengua portuguesa. Nació en Lisboa en 1956 pero vive desde los nueve años en Leça da Palmeira, norte de Portugal. Fue profesora en la Facultad de Letras de la Universidad de Oporto. Tiene un doctorado sobre la poesía de Emily Dickinson, de quien es traductora. Es autora, con Ana Gabriela Macedo, del Dicionario de crítica feminista (Afrontamento, 2005).
Algunas de sus obras han sido llevadas al teatro, y se han convertido en lecturas dramatizadas y en canciones (La mirada diagonal de las cosas, La historia de la araña Leopoldina y Próspero murió). En 2007 le fue conferido el premio Literario Casino da Póvoa/Correntes d’Escritas, con su libro La génesis del amor, que fue finalista del premio Portugal Telecom. En Italia fue distinguida con el premio de Poesía Giuseppe Acerbi. En el año 2008 obtuvo el Gran Premio de Poesía de la Asociación Portuguesa de Escritores (ape) por su libro Entre dos ríos y otras noches. En 2012 ganó el premio António Gedeão por su poemario Voces (2011). Reciente mente ha recibido varios reconocimientos. Premio Literario Guerra Junqueiro 2020, (es la primera mujer que recibe este prestigioso premio portugués). También recibió en 2020 en España el premio literário Leteo y el premio anual de la Asociación de Empresarias y Empresarios del Comercio del Libro de Madrid, Gremio de Librerías, en la categoría de Mejor Libro de Poesía por su libro What’s in a name. Y el más reciente reconocimiento fue el premio Vergílio Ferreira 2021 por el conjunto de su obra. Obtuvo el premio Reina Sofía en 2021.
Sus libros están publicados en países como España, Suecia, Holanda, Italia, Francia, Brasil y Venezuela; asimismo, ha escrito teatro y literatura infantil.

Lauren Mendinueta es una poeta, ensayista y traductora colombiana. Nació en Barranquilla en 1977, y está radicada en Portugal desde 2006. Ha traducido al español a autores portugueses y africanos. Entre ellos: Fernando Pessoa, Nuno Júdice, Ana Luísa Amaral, José Luís Peixoto, Vasco Graça Moura y António Jacinto do Amaral Martins. Participó como traductora y prologuista en ediciones al portugués de autores colombianos como Álvaro Mutis, Juan Manuel Roca, José Eustasio Rivera y María Gómez Lara. Es autora junto a Nuno Jedice de la antología Un país que sueña (cien años de poesía colombiana) la primera muestra de poesía de su país publicada en Portugal.

 

Haz parte de nuestro grupo de Whatsapp!

Y consúltanos sobre el libro que buscas

Contáctanos solicitando hacer parte del grupo de Whatsapp 
Asesoría de librero experto!

 

Abrir chat
¿Buscas un libro en especial?
Hola
Aquí Animal Sospechoso ¿Necesitas info sobre un libro de poesía o autor/a? Te ayudo