[El cuerpo se retuerce]
(Mario Ángel Quintero)

[El cuerpo se retuerce]
(Mario Ángel Quintero)

El cuerpo se retuerce
y le brotan azahares.
¿Qué nueva metamorfosis
es esta?¿Qué nuevo chiste
redondo y radiante?
El sol se pone en mi mano.
¿Qué primavera me espera
con la mañana? Traspasado
de verde y expuesto.
Me extiendo en el aire
y me secreto en la tierra.
¡Qué agonía es crecer!
Mis oídos llenos de savia,
mis palabras duermen
dentro de cáscaras
lisas y porosas
como la membrana
que me separa
del agua que fluye y llena.

Para mí, sólo hay aquí.

EEl poema que precede esta entrevista pertenece al más reciente libro de Mario Angel Quintero, La Materialidad (Fondo Editorial Ateneo Porfirio Barba Jacob, 2020). Conversamos con su autor sobre la publicación y presentación sui generis del poemario.
Hijo de padres colombianos, George Mario Angel Quintero nació en 1964 en San Francisco, California, donde vive sus primeros treinta años. Mario Ángel Quintero estudia literatura en la Universidad de California y es becado en creación literaria en la Universidad de Stanford. Publica poemas, prosas y ensayos en revistas literarias estadounidenses; también dos libros de narrativa en inglés: Globo (1993) y The Fifth Season (1996), y un libro de poesía escogida On the Voice (2016). Desde 1995 reside en Medellín, Colombia, donde publica los libros de poesía en español Mapa de lo claro (1996), Muestra (1998), Tentenelaire (2006), El desvanecimiento del alma en camino al limbo (2009), Mapa de las palabras (2014), y los libros de dramaturgia Cómo morir en un solar ajeno (2009), La sabiduría de los limones (2013), y Calamidad Doméstica (2016).

 

ALEISA RIBALTA: Estás estrenando libro, y parece que de una manera muy distinta a los demás, amigo. ¿Qué es La Materialidad?

MARIO ÁNGEL QUINTERO: La Materialidad es mi libro de poesía más reciente. Estos 21 poemas tienen aspectos en común con los de mis libros anteriores, como son un lenguaje liminar, imágenes traídas de la calle, y un choque de ritmos y sonoridades. Lo diferente de esta selección es un enfoque sobre lo físico y lo material de la experiencia. Esta preocupación se evidencia a menudo en estos poemas como un acercamiento a la muerte y a la catástrofe. Así, el poema central del libro, «Pendiente», explora en siete partes la relación metafórica entre una catástrofe climática, un derrumbe o una inundación, y una catástrofe corporal, quizás una hemorragia cerebral. El resto de los poemas de este libro indagan estados de sobrevivencia y crisis.

 

A.R.: Este libro, además de su contenido y estilo, tiene algo especial de lo que quisiera que hablemos, una novedad más. Me contaron las aves que tuvo un lanzamiento muy particular. ¿Por qué no nos cuenta un poco de eso?

M.Á.Q.: El lanzamiento de un libro de poesía siempre ha sido un buen pretexto para encontrarnos. Al fin, la poesía es un método de comunicación. En los últimos años, y a nivel mundial, la poesía se ha vuelto un asunto de comunidad. Hoy hay más redes, más grupos, y más amistades a larga distancia entre poetas que nunca antes.
En ese momento que publiqué un libro sobre, entre otras cosas, la falta física que nos hacemos, sentí la necesidad de compartirlo con mis amigos, aunque fuera desde el encierro y la distancia. Era importante para mí que el gesto tuviera un tono festivo. Hace un par de años, habíamos celebrado la aparición de un libro de dramaturgias pidiendo que cada amiga y amigo llegara a la fiesta con un parlamento preparado para leerlo o representarlo. Se leyeron monólogos, se hicieron varios actos de performance, llegaron personajes de otras obras, hubo música, se creó  una serie de dibujos, y hasta hubo una rifa.

 

A.R.: Así que ya existía una tradición de lanzamientos sui generis, eres un hombre de teatro y eso se nota, pero son tiempos duros. ¿Cómo fue el lanzamiento de La Materialidad en estos tiempos virtuales?

M.Á.Q.: En el caso de La Materialidad, un libro sobre una catástrofe compartida, quería involucrar más gente, quería que hiciéramos algo juntos. Pensé en esas fiestas donde cada familia trae comida diferente. Quería que mis co-conspiradores pusieran algo propio.
Así nació la idea del video-picnic, o vid-nic, que sería como un paseo de músicos en que después de la cena, cada integrante canta o toca algún tema. Solo que en este caso, cada integrante interpretaría un poema del libro La Materialidad, y lo grabaría en video, aunque fuera con su celular.
Hablé con mis socios en la publicación del libro, la Corporación Ateneo Porfirio Barba Jacob, y nos lanzamos en la aventura de un vid-nic nacida solo de ganas y de una buena vibra.

 

A.R.: ¿Y te fue difícil encontrar voluntarios? A veces parece que las personas están aún más ocupadas bajo confinamiento…

M.Á.Q.: La gente resultó más dispuesta de lo que habíamos anticipado. El encierro vuelve a la gente gregaria y atenta. Terminamos con 22 videos de un libro de 21 poemas, y el resultado fue una maravilla. Logramos nada menos que un libro paralelo en voces e imágenes.

 

A.R.: ¿De qué países participaron? Tengo curiosidad por saberlo, es impresionante esa idea que tuvieron.

M.Á.Q.: Participaron hermanas y hermanos poetas, algunos en Colombia, otros en Argentina, Ecuador, y en sitios lejanos como Suecia y Marruecos. También los teatreros y danzantes de Colombia, y desde Perú y México, contribuyeron sus expresiones únicas. Dos entidades de videoarte participaron con hermosas ofrendas. Hasta llegamos a tener la participación de artistas de nivel internacional, como son Marta Carrasco y Ramiro Meneses.

A.R.: ¿Por qué crees que la gente estaba tan dispuesta? No es fácil emprender y coordinar algo así, aunque de ti lo creo todo.

M.Á.Q.: Todo esto fue al servicio de conjurar la presencia, la cofradía. Sin proponérnoslo, reivindicamos la tradición oral y la relación del verso con la imagen en movimiento. El gran placer de este trabajo fue poder volver a una experiencia comunitaria aunque estuviéramos aislados por la realidad pandémica. Cada día de por medio durante el mes de junio, todos los que habían participado sacaban un rato de su día para ver la contribución de uno de los integrantes, que se estrenaba ese día. Esos días las cuentas se llenaban de reacciones y comentarios, todos desde la generosidad y el agradecimiento. Durante un mes, por lo menos, nos veíamos y disfrutábamos de lo que cada uno contribuía.

 

A.R.: Una maravilla. ¿Pero el libro se puede comprar?, la gente a lo mejor quiere leerlo además de disfrutar ese vid-nic que también quiero que me des el link, para compartirlo con los lectores.

M.Á.Q.: No hay. Nuevas modalidades, siglo xxi!! La propuesta es darle acceso a sus lectores a un libro de poesía gratis en video. 

Aquí te envío el link con los 22 poemas de La Materialidad leídos por los amigos de todo el mundo:

https://url2.cl/NNhsw

Haz parte de nuestro grupo de Whatsapp!

Y consúltanos sobre el libro que buscas

Contáctanos solicitando hacer parte del grupo de Whatsapp 
Asesoría de librero experto!

 

Abrir chat
¿Buscas un libro en especial?
Hola
Aquí Animal Sospechoso ¿Necesitas info sobre un libro de poesía o autor/a? Te ayudo