Reparación

12,00

01-09-2007
116 páginas
PREMIO PULITZER DE POESÍA 2000

“Se edita por vez primera en España un poemario de C.K.Williams (Newark, Nueva Jersey, 1936). Con “Reparación”, (Bartleby Editores. Madrid, 2007) el autor norteamericano obtuvo en 2000 el premio Pulitzer de poesía. Ahora, Jaime Priede -quien ya tradujese para este mimo sello “Todos nosotros”, de Raymond Carver-, ha vertido al castellano de forma sobresaliente este emocionante y enigmático volumen en el que se adivina el pulso de un poeta hondo y refinado.

Desde que en 1969 publicase “Lies”, C.K.Williams ha dado a la luz ocho poemarios -muchos de ellos distinguidos con importantes galardones, el “American Academy of Arts and Letters Award”, y el “Guggenheim Fellowship”, entre otros- y ha alternado su tarea lírica con la de profesor de escritura creativa en la Universidad de Princeton y la de traductor de clásicos como Sófocles y Eurípides, además de Francis Ponge y Adam Zagajewski.

Que el título de este volumen, “Reparación”, venga signado por la exclusividad de una palabra no es casual. La mayor parte de los poemas que lo integran obedecen a este arquetipo, a esta intencionada concisión. Desde esa personal premisa, C.K. Wiliams vertebra una singular argumentación, en donde el contenido narrativo se une con sabiduría al esquema rítmico y estrófico de la composición. “Sus poemas se reconocen al instante como propios debido a su peculiar configuración en largos versos que se expanden de margen a margen y basculan en el siguiente. Se crea así un enorme espacio en el poema, todo un mundo de asociaciones y resonancias”, anota en su liminar Jaime Priede. En ese citado “espacio”, es en el que el vate estadounidense quiere integrar al lector, hacerlo partícipe de su voz, alzarlo hasta la vibrante noria de su decir, sumergirlo en las aguas que mojan su cántico: “Incluso ahora siento un miedo helador/ al pensar que podía no haberte encontrado,/ mi amor, o no haber creído en ti,/ y andar rodando aún sobre otro techo”.

Con insistencia, C.K Williams vuelve su mirada al reino del pasado. En muchos de sus poemas se insertan expresiones tales como “durante aquella época”, “en aquellos días”, “fue una época”, y en buena parte de ellos (“Suciedad”, “La taza”…), sus ojos regresan a la pretérita luz de la niñez, dichosa y doliente, solitaria y confortadora. Al mismo tiempo que aquella memoria existe para él “como un recuerdo de lo más huidizo”, su corazón persigue detenerse una vez más en los protagonistas y escenarios que lo sostuvieron tantos años al filo de su infantil acontecer. Tal vez por eso, se detenga ahora con paternal sensibilidad en Owen, su nieto de siete días -a quien está dedicado este libro-, y hace por adentrarse en sus ojos y sentirse “totalmente confundido/ por la diáfana/ fuerza/ de propulsión/ de tanto amor/ que me tiene atrapado”.

El verbo de de C.K. Williams vibra de modo armónico, aun cuando se detiene con analítico rigor en pormenorizadas descripciones o detalladas escenas de su ayer. La exigencia lírica con la que trata su cotidianeidad hace que la lectura de este sólido poemario deje un muy grato regusto, un sincero anhelo de una pronta, nueva y “reparadora” entrega”. Jorge DE ARCO

Hay existencias

SKU: 9788495408693 Categoría: Etiqueta:

Descripción

SHOCK

Ferozmente una grúa
de cuyas garras en el desguace
un coche logró zafarse,
levanta y deja caer, levanta y deja caer
la tonelada de acero de sus pinzas cerradas
sobre su estremecida carrocería
que vomita fragmentos de aturdido cristal
hasta que ya está suficientemente estrujada
como para levantarla y arrojarla sobre
la pila en la cual uno se imagina
que la fragmentación en pedazos
o la fundición es lo que le espera.

También en allguna parte un cuervo
con menos evidente emoción
perfora con su pico el pecho
muerto de una paloma o un gorrión
albino hasta que consigue  llegar
a una espiral de intestino que logra extraer,
luego la desata con hábiles giros y estira
un grasiento tramo de la longitud correcta
para ser devorado, el único
indicio de tal violación
la carroña tirada a un lado
en involuntario desmayo.

Dislocada en el pavimento manchado
la paloma o gorrión; despedazado
en la maraña remanente de sus propios
restos, la grúa golpea una vez más
para completar la cosa el deformado armatoste,
luego se desvía con elegancia
a lo lejos, como, saciado, ahíto, el cuervo
con salvaje cautela despliega al completo
el luminoso resplandor de sus alas,
para que nos mostremos satisfechos, también,
por lo bien que se ha consumado lo visto.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Reparación”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz parte de nuestro grupo de Whatsapp!

Y consúltanos sobre el libro que buscas

Contáctanos solicitando hacer parte del grupo de Whatsapp 
Asesoría de librero experto!

 

Abrir chat
¿Buscas un libro en especial?
Hola
Aquí Animal Sospechoso ¿Necesitas info sobre un libro de poesía o autor/a? Te ayudo