Seleccionar página

 

Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

Poetas sospechosas Chile

marzo 15-7:00 pm - 9:00 pm

Ashle Ozuljevic Subaique es licenciada en Lengua y Literatura, magíster en Estudios Latinoamericanos y profesora de yoga. Ha asistido y dictado talleres literarios de acceso libre y gratuito para la comunidad en Chile y Argentina. Publicó el libro de cuentos Vidas robadas (2011), la novela experimental Anteojos de sal (2013), el ensayo El silencio final: Representación y gesto en Diario de muerte, (2015) y el poemario Tres (2016). Obtuvo la Beca de Creación literaria del Gobierno de Chile por los relatos de Las verdes ideas incoloras duermen furiosamente (2015), y con la serie poética Botánica (2017). Actualmente transita Barcelona.

De Tres (2016)

MACULADA

I

Cuando el sol me enceguece
dudo de la realidad que me rodea
y de las teorías de las manifestaciones de un dios
omnipotente
que en mis pecas colapsaría
como un aerolito extraviado.

II

Me leyó las pecas como si fueran las líneas de mi mano
le di monedas,
todas las que tenía:
necesitaba que me dijera
que iba a ser feliz.

III

Nunca se cansa el sol de martillar mi rostro:
cada peca es un clavito diminuto que no duele
cada peca es un clavito que me salva de encancerarme
cada peca es un espejo para insectos.

Cuando duermo ellos vienen a mirarse
sin quedar nunca felices
del reflejo que reciben
los mato uno a uno
con las yemas de los dedos
pues nunca han sido capaces de contestar
cuándo y quién me unirá las pecas
con una línea brillante que no duela.

De Botánica (2019)

OCIMUM BASILICUM

Porque uno no puede estar todo el tiempo sacándole las flores a la albahaca
por más que crezca bella de ese modo
uno no puede
estar todo el tiempo atenta al cogollito
atenta a esos pétalos mínimos blancos
y bellos
que, sin embargo
más temprano que tarde
echarán a perder la relación entre jardinera y vegetal
porque uno lo que quiere es que la albahaca exista
ella
con sus hojas verdes más que ninguna
su aroma a niñez
a casa de la abuela en Recoleta
no se puede
repito
estar atenta a la florcita de la yerba basilea
por más noble y fecunda que ésta es
aun cuando sea un tributo que la planta nos entregue
cual gato con la paloma muerta a la entrada de la cocina
al que debe dársele un alimento especial en agradecimiento
como dice Henrickson
entrar
en esa lealtad ciega
de revisarle cada cierto tiempo
la puntita a la albahaca
para
con el filo de las uñas
podarle sus botoncitos
con pistilo y todo
resguardar
esa lealtad ciega
pero a quién


Daniela Acosta (Santiago, 1982). Estudió periodismo en la Universidad de Chile Ha cursado estudios de arte, gestión cultural, literatura y comunicación en diversas instituciones, como la Universidad de Buenos Aires, Flacso Buenos Aires, Balmaceda Arte Joven, Centro Cultural La Chascona, entre otras. En 2010 publicó en formato digital la plaquete de poesía La otra velocidad por La Calle Passy 061 Ediciones, en 2011 su cuento “Resbalín” apareció Voces -30. Antología de nueva narrativa chilena, publicado por Ebooks Patagonia. A fines de 2016 lanza El otro tiempo, su primera novela, por Libros La Calabaza del Diablo. En 2018 su poema “12 lunas en un pueblo tranquilo” apareció en Horóscopo Andino, libro compilatorio del Laboratorio de Escritura de las Américas del cual formó parte. También realizó la performance Un animal existe y el otro no, lectura poética escenificada junto a dos artistas amigas.

Recuerdo que una vez le di de comer higos a un potrillo. Y nada más. Pero ese no es el recuerdo del viaje. La imagen es una mancha oscura. Un puré de carne y sangre en la carretera, sin piel, sin pelos. Sin pelaje, sería más preciso. La mancha que no solo mancha sino cuerpo parte de un cuerpo, machacado como un coágulo oscuro.

de «Doce lunas en un pueblo tranquilo»


 

Natalia Figueroa (La Serena, Chile, 1983). Poeta, Licenciada, Magíster y Doctora en Literatura. Su libro de poemas “Una mujer sola siempre llama la atención en un pueblo” (Chile, 2014; España, 2017), obtuvo el premio a la Mejor Obra Literaria publicada en poesía 2015 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Editó “Tierra incógnita” (2012), una muestra de la poesía de escritores vinculados a la ciudad de La Serena, y fue directora de la Revista de literatura y política “2010”. Ha traducido desde el griego moderno, “Diarios de exilio” (2015) y “Canción de mi hermana” (2016), ambos de Giannis Ritsos. Coorganizadora del Encuentro de escritoras “Islas Nuevas” en Santiago de Chile, organiza el encuentro bianual de poesía en La Serena, “Poemas para náufragos y viajeros”. En 2018 fue publicado su libro de investigación “Ideologías excluyentes en la literatura chilena”.

Primavera

Tom y Marie viajan por el mundo en busca de orquídeas.
Hablan de la inteligencia de estas flores
de los aceites y perfumes que producen para atraer insectos.
Capaces de engañar a las moscas
soltando olor de cadáver
y de atraer a las abejas con fragancias idénticas a las de sus hembras
imitan su forma, color y textura:
la abeja intenta aparearse con ellas
entra en contacto con la antera
llevará los polineos de una flor a otra
en sucesivos intentos coitales.

– Cada flor produce un aroma levemente distinto
– Tienen como nosotros diferentes rostros.
– Supongo que las cultivan en casa.
– No, son flores delicadas
nuestro país es frío.

Hemos llegado a la isla.
Entre las piedras montones de orquídeas
aparecen, se marchitan
La formación de individuos nuevos está asegurada:
las abejas andan como locas
el polen se ve en el aire
hacia el sol se orientan las flores.

Sí, es difícil convertirse en la tierra, la roca y el aire
necesarios para cultivar esta flor.
Hay que inhibir el impulso de regarlas
entender que la humedad no es lo mismo que el agua
disponerla para que reciba en la mañana el sol
y si en las noches de primavera baja la temperatura
cubrirla con papel de diario.
Hay que saber qué necesita
sólo tocándola
pero sobre todo
hay que estar dispuesto a dejarla
a sacársela de la mente
para que pueda florecer.

No es fácil cultivar una orquídea
aprender a darle vida a una planta
que recién al tercer año dará la flor.
El exceso de cuidado la arruina.
Pero si pese a todo
se está dispuesto
a olvidar lo que ya se sabe de jardinería
tal vez sea posible estar ahí
la mañana en que con el sol
se levantarán sus pétalos
Asistir a la vibración final
ese ajuste liberado en el aire.

No es fácil cultivar una orquídea

Espero en mí, en ti ese momento
Como Tom y Marie
cada primavera.

Detalles

Fecha:
marzo 15
Hora:
7:00 pm - 9:00 pm
Categoría del Evento:

Organizador

Animal Sospechoso

Lugar

Librería animal sospechoso
Ventalló, 9
Barcelona, Barcelona 08025 España
+ Google Map
Página Web:
https://animalsospechosoeditor.com

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *