Cementerio general

15,00

Cementerio general es un poema sólido, espeso, lleno de volumen. Solo que, a diferencia de la operación poundiana –la apropiación personal de la tradición universal– Mora limita el rango a una biblioteca peruana y no literaria, o no exclusivamente literaria. Frente a la expansión horizontal de los Cantos, el Cementerio propone una operación de profundidad y de altura, como un edificio. […] Lo cierto es que la aspiración al «poema integral», a la composición que aúne y agote su materia, es en sí misma una tradición americana: la funda Whitman en Leaves of Grass, la intenta Lugones en sus Odas seculares, Neruda en el Canto general, Juan L. Ortiz en El Gualeguay, William Carlos Williams en Paterson, incluso Zurita en su libro homónimo. Son grandiosas modulaciones diversas de la imposibilidad histórica de América de escribir su gran poema épico definitorio de una nacionalidad y de una lengua nacional; porque la modernidad –conseguida o fallida– es ya incompatible con las epopeyas fundacionales de la Edad Media. Cementerio general está más cerca de esta serie integradora y programática que de los impromptus explosivos y los readymades de la vanguardia. Cementerio… es un ambicioso ordenamiento paratáctico –simultáneo, coordinado– de la historia como presente, del origen como algo que –lejos de yacer en un remoto pasado– reaparece ante la vista en forma de interrogación futura. A la vez monumental y fantasmagórico como un cementerio, pero con la visible voluntad de lo demostrativo: desde el héroe hasta el bandido. Como un coro en que cantara uno por vez: frente a la presencia muda de los otros, y para mostrar su pertenencia y su diferencia. La potencialidad y el fracaso; y sin embargo, y por qué no, la esperanza.

Edgardo Dobry

Categoría:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cementerio general”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *