Sabina Editorial es una editorial fundada en 2007 por dos razones, tal y como explican ellas mismas: la primera, porque les apasionan los libros bien hechos y, la segunda, que hablen de cosas que importan.

Carmen Oliart, una de sus fundadoras, llegó a la editorial gracias, precisamente, a los libros que han sido importantes para ella. En su catálogo podemos ver que tiene publicadas a mujeres especiales y destaca la Bliblioteca Emily Dickinson de la que recientemente han venido a hablarnos a Animal sospechoso. Después de escuchar cómo han tratado y trabajado la traducción, cómo se han acercado a Emily como nadie lo ha hecho hasta ahora, sólo puedo felicitarlas por ese trabajo que lleva a los libros bien hechos, una de las razones por las que se fundó la editorial, así que coherencia, pasión y amor por los libros son lo que destila este sello.

Se nota que cuidan los detalles para empezar por la selección de autoras. Encontramos a Juana de castro entre ellas, a Sor Inés de la cruz, Mary Shelly, entre otras, y en hacer unas buenas tradiciones que nos devuelvan a la autoras de la manera las fidedigna posible.

Carmen nos explica refriéndose a Una habitación propia de Virginia Woolf el hecho de que una traducción mala pueda cambiar el sentido de una obra en su totalidad.

Sonia Rico–: Carmen, otra de las razones por las que estás en la Editorial es por tu compromiso con los derechos de las mujeres ¿en que se traduce esto llevado a los libros?

Carmen Oliart–: Editar libros también es hacer política y en Sabina editorial publicamos a autoras que aporten algo de libertad femenina en sus obras. Tanto en la vida diaria como en el trabajo que realizamos, el feminismo siempre está presente.

S.R.–: Tenéis publicada poesía y prosa y en todos los casos a grandes mujeres ¿cómo hacéis la selección del catálogo?

C.O.–: Por un lado, publicamos a autoras que conocemos y que nos gustan, o también a otras que descubrimos en nuestras lecturas. Por otro nos llegan propuestas de autoras, conocidas o no, y algunas de ellas nos gustan como para publicarlas.

S.R.–: Hacéis una labor de rescatar autoras y mejorar las traducciones de sus obras supongo que sentís gran responsabilidad en ello y que también debe de ser muy gratificante.

C.O.–: Para nosotras lo importante es dar una visión que sea fiel a la obra y la vida de estas autoras, historias que muchas veces han sido ocultadas o tergiversadas. Este es el motivo por el que hemos publicado nuevas traducciones de Emily Dickinson o Virginia Woolf. La responsabilidad es transmitir lo más fielmente posible la voz de estas mujeres, y es muy gratificante comprobar cómo sale un libro diferente.
También es importante nuestro empeño en publicar ediciones bilingües de poesía para que la gente pueda leer la lengua original además de la traducción.

S.R.–: Promovéis un club de lectura en Madrid, ciudad en la que estáis, ¿qué tal funciona ¿qué os dicen los asistentes?

C.O.–: Estamos involucradas en dos grupos de lectura. El más antiguo es Emilyanas, que se dedica a leer la poesía de Emily Dickinson y que se reúne una vez al mes. Además participamos con otras editoriales en una iniciativa de Librerantes, nuestra distribuidora, en la librería Enclave de Libros. En general la respuesta ha sido positiva, y creo que es fundamental la colaboración con las librerías.

S.R.–: Sois una editorial de estructura pequeña ¿es difícil llevarlo todo a cabo de esta forma?

C.O.–: Supongo que igual de difícil que llevar una gran editorial. Lo importante es que nuestro tamaño nos da libertad de acción. Es importante conocer cuál es tu escala y dentro de ese grupo de pequeñas editoriales independientes, intentar llegar al mayor número de gente posible.

S.R.–:¿Qué hay en la trastienda de Sabina Editorial?

C.O.–: Mucha pasión por los libros, y el compromiso por el trabajo que realizamos. Y un criterio muy claro de calidad y rigor en los contenidos y cuidar mucho el diseño de los libros. La verdad es que disfrutamos muchísimo con lo que hacemos.

S.R.–: Carmen, seguro que tenéis que hacer muchos sacrificios pero también habrá muchas gratificaciones, cuéntanos algo de lo que se sientas especialmente orgullosa.

C.O.–: Difícil elección. Sólo por mencionar uno de los últimos libros, haber publicado Los Enigmas de La Casa del Placer, de Sor Juana Inés de la Cruz. Una edición exclusiva a partir de 4 manuscritos originales a cargo de Milagros Rivera. Es una obra genial, inteligente y divertida, un libro escrito en colaboración entre varias mujeres en 1695 y probablemente la última que escribió Sor Juana. En nuestra edición se desvela el origen y el verdadero sentido de los Enigmas.

S.R.–: Emily Dickinson es quizás vuestra autora «estrella» si nos guiamos por los volúmenes que tenis publicados de ella ¿por qué ella es tan especial?

C.O.–: Porque es una de las autoras más geniales de la literatura, una grandísima poeta. Fue mi socia Ana Mañeru la que impulsó esta edición. Le apasiona su poesía y no le convencían ninguna de las traducciones que leía ni la leyenda que se contaba de ella. Junto con Milagros Rivera se embarcaron en traducir los 1786 poemas que se conocen, una tarea que les ha llevado muchos años de estudio y de trabajo. Y que nos devuelve a Emily Dickinson en toda su potencia. Esta edición se ha convertido en una referencia.

S.R.–: ¿Es la poesía una nueva forma de «religión»?

C.O.–: Para mí no. Yo creo que la poesía es una forma de ver y de interpretar el mundo con otro lenguaje. Siempre que sea verdad y que tenga sentido para quien lea.

S.R.–:¿En qué estáis trabajando ahora? ¿Ya tenéis nuevas autoras en mente?

C.O.–: Pues acabamos de publicar una edición bilingüe de Mireia Lleó, una poeta barcelonesa actual que ya tiene ocho libros publicados y varios premios pero que no es tan conocida por el público general. Y tenemos en marcha otro libro de poesía y un ensayo sobre poetas españolas del siglo XX. Siempre tenemos más autoras en mente…


[TYres poemas de Emily Dickinson]

1005

Átame – todavía puedo cantar –
Destierra – mi mandolina
Toca leal, dentro –

Mata – y mi Alma se levantará
Salmodiando al Paraíso –
Todavía tuya –

………

19

¿Cuál es aquella Deidad
que con medrosa quietud
no conserva la virtud
sin favor de la maldad?

……

20

¿Cuál es el desasosiego,
que traidoramente aleve,
siendo su origen la nieve
es su descendencia el fuego?